¿Constitucional, plural o federal?

Aparte del relativo frenazo a CiU, el otro perdedor de las elecciones catalanas ha sido el PSOE. ¿Estará empezando a pagar su indefinición nacional? En 1978 pidió el SI para la Constitución con la que se creó el Estado autonómico. Los pocos que osaron oponerse a tan incuestionable panacea política recibieron el universal abucheo por centralistas, franquistas, fascistas.

 

Después llegó la nación discutida y discutible de ZP, afirmación inimaginable en un país serio, ninguno de cuyos gobernantes albergará jamás semejante duda sobre la existencia de la nación por él gobernada. Con ZP también llegó el soniquete de la España plural, descubrimiento ante el que todos debían postrarse bajo pena de ser declarados centralistas, franquistas, fascistas. Pero si la España nacida con las reformas estatutarias zapateriles era la plural, habrá que deducir que la anterior fue la singular, a la que, sin embargo, numerosos gabinetes socialistas gobernaron sin aparente molestia.

 

Ahora toca lo federal, con lo que el PSOE cree haber descubierto la fórmula para colmar las aspiraciones de los separatistas. Pero la creación del Estado autonómico para satisfacerlos no sirvió para integrarlos en el común proyecto español. Tampoco lo logró la oleada estatutaria de la España plural zapateril. Y ahora algunos siguen empeñados en engañarse con el Estado federal como la solución definitiva –esta vez sí– del problema separatista.

 

Pero la reivindicación nacionalista es inagotable, pues sólo puede ser colmada con la creación de un Estado propio. ¿Se necesita confirmación?: Carod Rovira declaró en 2005 que “la España federal es un paso enormemente positivo, pero ésa es sólo una parte importante de nuestro proyecto, que tiene como estación final la independencia”.

 

No cabe mayor prueba del error de los socialistas. Pero, a pesar de su batacazo, quien ose criticar su iniciativa federal será condenado una vez más por centralista, franquista, fascista.

 

El Diario Montañés, 27 de noviembre de 2012

 

Artículos relacionados: El tarambana federal - ¡Estoy hasta los cojones de todos nosotros! - Federalismo para parvulitos - Federal-Socialismo - Ceguera federalista - Obcecados federalistas